image-1
OPINIONES Sábado 02 Enero 2016
¿Podrán este año con Djokovic?

POR: Diego Hartfield
Estamos ante un arranque de temporada en el mundo del tenis. Temporada 2016 que desafiará a algunos pocos a destronar a un Novak Djokovic que el año 2015 fue prácticamente imbatible, no solo por su cantidad de títulos sino también porque la mayoría de sus derrotas fueron en finales.

La primera pregunta es quién será el encargado de intentarlo. En mi opinión, el primer jugador que tiene que afectar para que eso suceda es la desconfianza. A cualquier jugador de tenis le puede pasar como a Federer en el 2013 o a Nadal el año pasado. Es muy importante para el resto de los aspirantes que Djokovic baje un poco su nivel porque si sigue con el mismo ritmo del año pasado será imposible.

Rafa Nadal es quien está capacitado físicamente para jugar de igual a igual, pero el año 2015 del español fue muy flojo en confianza aunque, con un gran espíritu de lucha como siempre, ha logrado terminar el año ganando más partidos que al principio pero aún sin una gran demostración de confianza en su nivel de tenis. Habrá que ver si su físico sigue intacto o arrastra una paliza normal que ha sufrido a lo largo de su carrera.

Roger Federer es una incógnita, cuesta creer que a los 34 (cumplirá 35 en agosto) pueda sostener el nivel en torneos tan duros como los Grand Slams. Es cierto que quizá el 2015 haya jugado, según sus propias palabras, uno de los mejores tenis de su carrera hasta llegando a la final del Us Open sin ceder un set, pero para ganarle a Djokovic necesitará aprovechar al máximo cada oportunidad que se le presente como para evitar estirar mucho el tiempo del partido que sabemos que es donde más se fortalece el serbio.

Andy Murray ha tenido una gran segunda parte de la última temporada, increíblemente motivado por una buena gira en polvo de ladrillo que le dio la capacidad de volver a creer en sí mismo. Es tenísticamente uno de los más dotados del circuito, con una capacidad enorme de variantes en su estilo de juego que muchas veces lo lleva a jugar sin una enorme potencia pero que es suficiente para ganarle al resto de los jugadores. Deberá enfocarse en mantener dicha intensidad y potencia durante todo el año para que sea más “parte de su piel” al momento de enfrentar a Djokovic.

Un pasito atrás viene Wawrinka que es siempre peligroso cuando sus planetas están alineados y con la ventaja de haber ganado dos Grand Slams y a la espera del salto de los más jóvenes como Nishikori, Dimitrov, Thiem entre otros.

¿Habrá rival o volverá a ser un año dominado por el serbio?